Agenda
1 months ago-ProgBA
1 months ago-TERAPIA INTENSIVA
1 months ago-SEMINARIO CANNABIS

REMEDIOS POLITICOS PARA EL PAMI

APORTES

REMEDIOS POLÍTICOS PARA EL PAMI

(Por el Dr. MARCELO PERETTA). Sí, es posible medicamentos gratis para jubilados
A continuación se describren los ejes de una política de acceso y uso racional de medicamentos en adultos mayores:

  1. Compra por licitación con calidad de producción
    El presupuesto anual de Pami es de unos 6000 millones de dólares, de los cuales 2500 millones de dólares corresponde a inversión en medicamentos, para atender a 5,5 millones de jubilados.
    La compra anticipada de medicamentos de uso continuo, según la epidemiología de los pacientes, permite ahorrar hasta 50% del gasto actual. Un buen ejemplo son las licitaciones directas de medicamentos oncológicos y hemofílicos.
    Comprar anticipadamente medicación para: 3 millones de cardíacos, 600 mil diabéticos, 250 mil psiquiátricos y 70 mil oncológicos afiliados, cuya medicación crónica es conocida, además de ahorro, asegura disponibilidad sin demoras.
    Al recibir fondos anticipados, la industria farmacéutica, privada y pública, producirá más y contratará más personal, lo que conducirá a relanzar un sector que hoy se achica con “procedimientos preventivos de crisis”.
  2. Acopio, conservación y distribución oportunos
    Lo producido se clasifica y conserva en droguerías y distribuidores para su repartición oportuna a centros de salud.
    En la etapa de conservación se realiza la trazabilidad de los productos.
    Los mayoristas mantendrán actualizados los stocks necesarios para garantizar disponibilidad.
  3. Prescripción, dispensación y seguimiento
    La prescripción de productos y estudios se hará por “receta electrónica” única y con “firma digital” de los profesionales intervinientes, de acuerdo con la normativa vigente.
    La farmacia no comprará los medicamentos ni deberá estoquearse anticipadamente con productos costosos que ocupan lugar y se vencen, lo que produce pérdidas millonarias. Cabe señalar que cerraron 400 farmacias desde 2016.
    La farmacias recibirán un “Honorario por dispensación y atención farmacéutica” (“fee for service”) en donde su rol no se centrará en la compraventa (que será asumida por Pami) sino que se focalizará en: a) entregarle el medicamento al paciente oportunamente, b) explicarle al paciente cómo utilizar y conservar el producto, c) asegurar el cumplimiento de lo prescripto por el médico, realizando al paciente controles de presión y otros parámetros básicos, que permiten confirmar la efectividad del tratamiento prescripto, y d) evitar la polifarmacia que daña la salud del paciente.
    La dispensación de los productos sanitarios y las intervenciones de seguimiento realizadas para garantizar el uso racional de los mismos quedarán registrados en libros y programas específicos.
  4. Auditoría
    El uso de tecnología y la aplicación de penas severas permitirá evitar fraudes y estafas con medicamentos.
    La producción, acopio, distribución y utilización de productos farmacéuticos será debida e indelegablemente auditada por PAMI.
    Los establecimientos productores, distribuidores, dispensadores y de atención clínica que mantengan relación con PAMI, no podrán pertenecer al mismo propietario.
    Los prescriptores no podrán ser propietarios de establecimientos que provean los servicios que ellos recetan.
    La tarea del “médico de cabecera” será complementada por el “farmacéutico de cabecera”, registrado en PAMI, que colaborará en informar al médico sus determinaciones y hallazgos, en especial el incumplimiento farmacoterapéutico y la sobremedicación.
  5. Decisión política
    Esta reingeniería permitirá: a) reactivar el mercado interno del sector farmacéutico, y b) otorgar cobertura del 100% en medicamentos de uso crónico a todos los jubilados, que hoy les insume el 30% de la jubilación básica.
    No hacen falta leyes sino la decisión política de designar funcionarios con el conocimiento necesario y con la valentía suficiente para enfrentar a dos corporaciones: la industria farmacéutica, que pretende ganar demasiado en un país pobre, y la política, que pretende seguir financiándose con dinero de los abuelos.

MARCELO PERETTA, es Doctor en Farmacia y Bioquímica,Secretario general Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos – SAFYB y candidato a Legislador Porteño.
marceloperetta@hotmail.com