OTRO AÑO DEFENDIENDO IDEALES

Por Marcelo Peretta *. Terminan 4 años difíciles. Fueron más de 36 meses contínuos de perjuicio laboral, sanitario y social, en donde no fue fácil defender los ideales y el interés público de la farmacia y bioquímica.

No obstante una Cartera laboral proempresa, a pesar de una Secretaría de Salud devaluada, y de la persistencia de algunos Colegios profesionales encaprichados en negar la existencia de SAFYB, en perjuicio inclusive de sus propios colegiados, el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos firmó paritarias dignas, superiores a la inflación, creció en número de afiliados y brindó más y mejores prestaciones de salud a los beneficiarios de la Obra Social de Farmacéuticos y Bioquímicos – OSFYB.

Pero es en razón de la austeridad que ameritan los tiempos, que esta vez resolvimos suspender los festejos de fin de año y seguir trabajando por el país, en silencio.

Cabe recordar, con orgullo, que hace solo 12 años atrás la sindicalización de farmacéuticos y bioquímicos parecía imposible. Hoy es una realidad y también se inició en veterinarios, contadores, arquitectos y abogados, que siguen el camino empezado por los médicos. Trabajadores somos todos: los que emplean sus manos y quienes usan la cabeza.

Pero aunque somos todos trabajadores, los farmacéuticos no somos empleados de farmacia y los bioquímicos no somos trabajadores de sanidad, sino profesionales en relación de dependencia, con funciones y responsabilidades devenidas de un título y una matrícula. No somos mejores ni peores que nadie, simplemente distintos, y pertenecemos al sindicato propio y específico de nuestra actividad: SAFYB.

Urge una reingeniería sindical que impida y condene los excesos. Los sindicalistas tenemos mala imagen y la sociedad nos percibe como parte del problema, por eso los nuevos sindicalistas debemos dar ejemplo y defender la democracia y la libertad sindicales, y proteger un modelo sindical organizado y solidario, que incluye tanto a gremios de actividad como a sindicatos de profesión (ley 23551 artículo 10 inciso a y b).

Se equivocan los que creen que sindicalizarse es bajar, porque ser trabajador no es memos, sino más.

No podemos permanecer callados mientras el comercio arrasa nuestras profesiones y actividades reservadas. Unamos el sector y afirmemos las 4 patas de la mesa farmacéutica y bioquímica: facultad, colegio, sindicato y obra social. Nos necesitamos.

Aunque cometa errores, seguiré participando en los medios de comunicación. Los que “nunca se equivocan” llevaron a nuestras profesiones al deterioro más profundo. A pesar de los equívocos no abandonaré la posiblidad de hablar con la gente sobre nuestro importante rol profesional. Ninguna burla de facebook me detendrá. Los que se atrevan son bienvenidos a sumarse a la necesaria comunicación masiva, los que no, seguirán siendo espectadores.

Le deseo una feliz navidad y un mejor 2020!

* Doctor en Farmacia y Bioquímica. Secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos – SAFYB