TELEMEDICINA PARA EL PARKINSON

• El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa y progresiva que afecta las neuronas del movimiento. En Argentina durante el 2019, se registraron cerca de 120.000 personas con Parkinson .
• La enfermedad de Parkinson no tiene cura, pero existen tratamientos que ayudan a aliviar los síntomas que se realizan en nuestro país como la Estimulación Cerebral Profunda.
• Debido a la pandemia por el Coronavirus los procedimientos de Estimulación Cerebral Profunda (ECP) se vieron afectados. Gracias a la innovación en telemedicina y el capital médico y científico del Hospital Italiano de Córdoba y el equipo profesional de Medtronic, se realizó la primera cirugía de ECP a través de Zoom.

La Estimulación Cerebral Profunda (ECP) es un tratamiento que consiste en el implante de un dispositivo- similar al marcapasos- en el sistema nervioso. Es reconocida por su efectividad en el control de los movimientos anormales. Su mecanismo de acción se basa fundamentalmente en la capacidad de modificar el funcionamiento del sistema nervioso, a través de estímulos principalmente eléctricos. El dispositivo es programado externamente por el médico a través de un software que define y regula los estímulos que recibe el paciente. “La cirugía de Parkinson es compleja, pero se realiza desde hace mucho tiempo; y se fue perfeccionando a lo largo de los años. Podemos decir que en este último tiempo empezó una nueva era para esta cirugía, debido a que muchos pacientes, luego de un tiempo comienzan a tener reacciones adversas a la medicación, pero no pueden estar sin ella. Este proceso quirúrgico apunta a mejorar los síntomas que tienen, fundamentalmente los motores (bradiquinesia, rigidez, disquinesia y el temblor). Si tenemos en cuenta la forma en la que se encuentra el paciente, este está discapacitado y no es autoválido; de ahí que este tipo de cirugía le brinde mayor autonomía y una mejor calidad de vida.” Mencionó el Dr. Javier Calvimontes (MP: 34775 ), médico neurocirujano del Hospital Italiano de Córdoba.
Esta cirugía, que permite poder mejorar la vida del paciente con Parkinson, se realiza en el país desde hace varios años. Durante el año 2020, la puesta en práctica de la terapia de Estimulación Cerebral Profunda se vio alterada por los protocolos de seguridad sanitaria preventivo y obligatorio que tuvieron que acatar hospitales y clínicas a causa del Covid-19. Aun así, y gracias a los avances en innovación y telemedicina, y la eficacia de los profesionales médicos y científicos en nuestro país, el procedimiento se realizó vía Zoom como si no existieran distancias físicas. “Estamos muy orgullosos del equipo multidisciplinario y profesionales de nuestra compañía y el Hospital Italiano de Córdoba, donde se pusieron en marcha nuevos modelos de colaboración y prestación de servicios para llevar acceso a nuestras terapias; bajo estándares de bioseguridad, brindando acompañamiento y asesoría a los equipos médicos- a través de protocolos de telemedicina- para que biotecnología y la innovación sea de acceso a nuestros pacientes para restaurar su salud” comento Héctor Orellana, VP de Medtronic, con relación a este proceso.
Por su parte, el acompañamiento remoto vino desde Buenos Aires donde el equipo de bioingenieros recibía las imágenes de los profesionales médicos en el Hospital Italiano de Córdoba para poder diagramar el camino de la cirugía. Los neurólogos fueron capacitados previamente por el equipo de ingenieros para poder operar los distintos softwares y materiales en sala y así hacer un trabajo conjunto con el mismo resultado que si se encontraran presentes.
El proceso requiere de muchos pasos para llegar a implantar el dispositivo que modulará eléctricamente al cerebro. Esto permitirá estimular las neuronas que se ven afectadas, esto permitirá ver la mejora de manera inmediata en el quirófano y a posteriori en la vida cotidiana del paciente.
¿Cómo fue la cirugía de Estimulación Cerebral Profunda para un paciente con Parkinson?
Desde la planeación de la cirugía, el equipo de neurocirujanos funcionales del Hospital Italiano de Córdoba trabajó de manera permanente y conjunta con los bioingenieros de Medtronic para entender, con estudios previos y proyecciones del cerebro del paciente, de qué manera encarar el procedimiento debiendo tener acompañamiento remoto dado el contexto de pandemia.
“En equipo, con un buen entrenamiento, decidimos hacer la cirugía donde gran parte de la técnica se realizó por telecomunicaciones. Adaptamos un quirófano, lo conectamos a Internet y habilitamos el soporte vía videoconferencia para conectar al personal que debía estar en el quirófano, pero, que, por los protocolos de cuidado, no podían estar in situ. El procedimiento se realizó con éxito, exactamente igual, como si los ingenieros estuvieran en el quirófano. El microregistro nos brinda información directa y en vivo sobre la actividad neuronal del objetivo quirurgico. Esta parte del procedimiento requiere gran precisión dando como resultado la mejor posición para la colocación de los electrodos. El microregistro se pudo llevar acabo con el apoyo y la tutoría adecuada a través de la telemedicina.” Agregó Calvimontes, “Vale destacar que el dispositivo implantado puede apagarse en cualquier momento sí así lo desea el paciente o por recomendación médica. En el momento en que se desactiva, la sintomatología previa a la implantación vuelve y si se llegara a encender de vuelta, las mejorías retornarían al paciente”. Si desea conocer más sobre Educación en la Terapia de Estimulación Cerebral les invitamos a visitar el sitio www.terapiaparkinson.com
https://www.argentina.gob.ar/noticias/expusimos-sobre-parkinson-en-la-legislatura-portena