Últimas Noticias
11 hours ago-4° FORO BIOQUIMICO
2 weeks ago-NUEVA CD
3 weeks ago-WEBINAR DIESTRO

APORTAR DESDE LAS INSTITUCIONES

A continuación la intervención del Dr. José Oyhamburu en el Primer Foro Bioquímico (I).
Organizado por Novedades Bioquímicas, el día 25 de marzo de 2021.

Nuestra vida trascurre en relación a la multiplicidad de instituciones, que son nuestros contenedores, nuestra cuenca, en las que nos formamos, las que actúan en la regulación de nuestra actividad, en las que nos agrupamos y que nos representan. Todos de una manera u otra, concurrentes a un mismo fin, el de perfeccionar y hacer viable la profesión.
Este presente inevitable de la pandemia del coronavirus, tal como una prueba de estrés biológico, vino a desnudar con crudeza problemas no resueltos – especialmente los de la financiación – y nos pone en situación de buscar y hallar las más rápidas e inteligentes soluciones. Sin un devenir sustentable, no hay nada de qué hablar.
Exponemos aquí dos ideas fuerza que deberíamos atender. Construcción de Puentes, y Gestión del Conocimiento. Dos ideas que hemos hallado coincidentes entre quien esto escribe, el Dr. Andrés Albrecht de Rafaela, y la Dra Ghisolfi de Buenos Aires.
No tenemos ninguna duda de la jerarquía de nuestras instituciones, algunas con larguísima e histórica trayectoria, y que nos han dado (y siguen dándonos) el sólido sustento científico y de gestión que hace posible el nivel actual de nuestro desempeño que ha quedado brillantemente expuesto en diversos momentos del desarrollo de la pandemia. Pero ha llegado el momento de revisar cómo vamos a seguir actuando, porque las enormes dificultades que enfrentamos, al decir de un reconocido colega, es hoy como estar sobre la cubierta del Titanic, pero esperamos que algo significativo podamos hacer para evitar la catástrofe.
1.Hay que apuntar a la necesaria e indispensable complementariedad entre las instituciones sin perder la identidad, sin perder la independencia de cada una de ellas. Es indispensable trabajar en forma conjunta respetándose mutuamente, respetando que cada una defiende intereses de sus asociados, algunas con un foco en lo científico, otras orientados a lo gremial, algunas con ambas funciones, ya del ámbito público como del privado, otras más abarcativas de laboratorios pequeños, y otros los grandes. De cualquier manera, es necesaria la integración, y la complementariedad. El diálogo, la comprensión y el trabajo conjunto.
Hay que superar la permanente desconfianza, y proveer generosamente a un futuro.
2.Otra cuestión importante que tiene ver con cada institución en sí, con la funcionalidad y operatividad de las mismas, es una crisis de involucramiento de la gente joven, de los bioquímicos que se van recibiendo. Es necesario trabajar para revertir eso y cambiar un poco.
Sumar a lo que ya tenemos la visión que nos dan los bioquímicos jóvenes. Porque hoy todo lo que es comunicaciones, informatización, la vinculación con las tecnologías de la información es absolutamente necesario para los laboratorios, y los nuevos bioquímicos tienen todo eso en su ADN. Debemos buscar la manera de que se involucren, que haya una renovación de la gente e ir superando la a veces inevitable rotación de cargos. Necesitamos proveer para un servicio distinto de lo que hacemos. No sirve solo devolver masivamente los resultados de laboratorio y no tener el mínimo control tanto en la demanda como en la administración de nuestro producto. Que es un intangible, y que no podemos empaquetar para exhibirlo en una vidriera.
3.Hay que construir lazos, hay que construir vínculos, y como un resumen hay que construir confianza, ser lo suficientemente flexibles como para entender que los tiempos han cambiado y así deberíamos cambiar nuestras estrategias de avance hacia un futuro al que pretendemos construir, y no solo adaptarnos porque no hay más remedio. Debemos poner en el nivel que merece nuestra responsabilidad de dirigentes. Debemos poder gestionar ese futuro.
Los vínculos deberán tejer la red que necesitamos, entre bioquímicos, entre laboratorios, entre ellos y las Instituciones representativas, y considerando que nuestro capital debe aportar también al futuro del grado académico.
Egresar de la facultad, haber alcanzado un grado académico es solo el comienzo de la carrera. Debemos poder aportar nuestro feedback a la universidad e involucrarnos en la formación de nuestros futuros colegas.
En resumen, debemos convertirnos en los ingenieros que el tiempo necesita, capaces de construir los puentes que las circunstancias nos imponen. Y a tono con los tiempos, comprender que no podemos no atender a nuestro capital humano, y otro de grande e inexplotado valor que es el de la información que venimos acumulando por años. El agregado de valor de nuestra tarea de todos los días debe verse potenciado con la gestión del conocimiento oculto en ella, desarrollado a partir de las capacidades individuales y del estudio de nuestra información, un intangible de inestimable valor. Convertir nuestra información en una ventaja competitiva. Y esta es una construcción que de a uno, separadamente, como individuos o como instituciones, es imposible hacer. Somos relativamente pocos, porque la enorme productividad de nuestra tarea, no requiere de mucha más gente.
Sabemos que debemos combatir la fragmentación de esfuerzos.
Vayamos entonces por LA GESTIÓN CORPORATIVA DE NUESTRO NEGOCIO y por el RESPETO E INTEGRACIÓN DE NUESTRAS ORGANIZACIONES.

Muchas gracias.