NO BAJAMOS LOS BRAZOS

Por el Bioquímico Dr. Enrique Fallilone (*)
Estamos viviendo momentos complejos en nuestra sociedad… La pandemia se nos presenta con toda su virulencia y está poniendo en jaque la salud de todo nuestro pueblo…
Como Bioquímicos, y orgullosos de serlos, estamos, no solo, inmersos en este combate, sino que estamos codo a codo con otros estamentos de la salud como son los Técnicos de Laboratorio, Personal de Limpieza, Médicos, Enfermeros, y tantos otros que desde el anonimato dejan todo en este desafío de trabajar por la comunidad.-
Desde aquel recordado 20 de marzo de 2020 han transcurrido muchas situaciones que ha conducido a un agotamiento/estrés, pero los Bioquímicos no hemos dejado de poner lo mejor que tenemos para colaborar con el sostenimiento de la salud de todos aquellos que han requerido de nuestro accionar. Nos hemos preparado para afrontar esta situación, nos hemos capacitado casi en silencio y utilizando los canales que nuestras instituciones, tales como Colegio, Asociaciones Gremiales, etc, nos brindan. No hemos tenido igual trato de la mayoría de los organismos estatales, ni de las casas de altos estudios por la que alguna vez hemos transitado como alumnos. Nadie por fuera de los ámbitos profesionales bioquímicos, colaboró en este proceso de aprendizaje para lo que debemos enfrentar…
No nos interesa la valoración de nuestro trabajo en cuanto al prestigio social, tampoco el resarcimiento económico, aspecto olvidado por los entes facturadores y/o pagadoras, como ser el Sistema de Obras Sociales, Prepagas, y también por los organismos estatales de los que algunos dependemos laboralmente.-
Y llegamos a este momento, lamentablemente algunos de nuestros colegas y amigos quedaron en el camino, y nos encontramos con la mayor de las afrentas que puede recibir toda persona, ver que todo el esfuerzo es tirado por la borda, porque nuestro trabajo ahora se vende en farmacias, redes sociales, etc…
Hoy vemos como se ofrecen las determinaciones “mesiánicas” de antígenos de Covid 19 en locales que no están preparados para estos fines y que cuentan con el aval de una institución como la ANMAT que en su génesis está el trabajo para la protección de la salud del pueblo todo.-
Con la pandemia, con el Covid 19, no se improvisa. Con una nefasta decisión se declara la muerte de la epidemiología, herramienta fundamental para la salud. Se declara la declinación de años de trabajo en normas de bioseguridad y del tratamiento de los residuos patológicos, hoy se ha declarado que para un diagnóstico basta con comprar un kit comercial… Se ha mercantilizado y menoscabado la salud del pueblo…
Hoy el concepto de salud establecido por grandes protagonistas de nuestra historia y comprometidos con el concepto de que la salud es del pueblo y para el pueblo, se encuentra en franco deterioro, o en camino a su agonía. Bastaría nombrar al Dr. Ramón Carrillo, o en nuestra provincia al Primer Ministro de Salud, el Dr. Abelardo Irigoyen Freyre, próceres de nuestra salud pública y que seguramente, frente a esta flagrante situación, se mostrarían muy contrariados y desilusionados… Evidentemente, en no pocos casos, el factor y/o poder económico de no muchos se antepone a la necesidad de no pocos, la gran mayoría…
La OMS define a la Medicina Basada en la Evidencia como “la integración de la experiencia clínica con la proveniente de la investigación científica”, y define a esta última como “proceso ordenado y sistemático, de análisis y estudio, con el objeto de obtener datos concretos”. Hoy acaba de fenecer esta definición que ha guiado a la salud por tantos años…
Teniendo en cuenta la definición del párrafo anterior se puede aseverar que liberando al libre arbitrio del poder económico, estos test de antígenos para la detección de Covid 19, la salud del pueblo se está situando en un lugar, al menos, de decadencia y agonía…
Nuestro país, luce con orgullo un historial muy rico en el campo de la salud. Ha sido un lugar de referencia, no sólo para los países vecinos, sino también, para el mundo entero. Argentina tiene el orgullo de tener tres Premios Nobel en medicina, hecho valorado por el Gobierno Nacional que ha declarado este año 2021 como el “Año de Homenaje al Dr. César Milstein”, Bioquímico nacido en Bahía Blanca, al cumplirse 60 años de su regreso a nuestro país.-
Los Bioquímicos, no estamos dispuestos a bajar los brazos y seguiremos trabajando, junto a la comunidad, para el bienestar de esta. Nacimos comprometidos con nuestra historia, nuestro país, y fundamentalmente con nuestro pueblo, para estos últimos es nuestra entrega diaria…
(*) Bioq. Enrique D. Fallilone.-
M. 67 – F. I – L. I.-
Secretario Colegio Bioquímicos Primera Circunscripción. Provincia de Santa Fe.