Agenda
1 months ago-CONGRESO DE ABA
1 months ago-PROGBA
1 months ago-SANTA FE 2019

ENTREVISTA DRA. SILVIA GONZALEZ

Para hacer trascender nuestro aniversario hemos formulado el reto a figuras de la profesión bioquímica para que nos hablen de las transformaciones ocurridas debido a la evolución de la ciencia y la tecnología en ese lapso de tiempo. Porque esas transformaciones, entendemos nosotros, son “los cambios que anticipan el futuro”. Los convocados en esta edición son la Dra. Silvia González y el Dr. Jorge Rey.

Dra. Silvia B. González.
Jefa de Servicio Laboratorio Clínico del Hospital”María Ferrer”, CABA.
Presidente de la Asociación Bioquímica Argentina (ABA).

-¿Cuáles han sido las transformaciones en la bioquímica en estos últimos 25 años?
En los últimos 25 años la bioquímica ha contribuido con muchos descubrimientos revolucionarios, inventos y métodos innovadores que han ensanchado los límites del conocimiento con gran repercusión para nuestra salud y bienestar.
La comprensión de los mecanismos implicados en cáncer, enfermedades neurodegenerativas y enfermedades raras, y la búsqueda de nuevas vías para desarrollar fármacos, han cambiado la mirada de la ciencia. Hay que dedicar además, una especial atención a los procesos relacionados con el envejecimiento, profundizar la investigación para encontrar los caminos del presente y el futuro.
Hoy, los avances de la bioquímica son usados en cientos de áreas, desde la genética hasta la biología molecular, de la agricultura a la medicina.
Durante el año 2003 el Ente Coordinador de Unidades Académicas de Farmacia y Bioquímica (ECUAFyB) emite un documento que es aprobado por el Ministerio de
Educación, Ciencia y Tecnología. En el mismo, se detallan las incumbencias que competen a la bioquímica y que han ido en crecimiento a lo largo de los años.
Estas son: realizar e interpretar análisis clínicos, bromatológicos, toxicológicos, de química legal y forense, así como los de detección de la contaminación y control ambiental, los análisis en bancos de sangre y los referentes a la elaboración y control de reactivos de diagnóstico, productos y materiales biomédicos en todas sus etapas analíticas.
Puede llevar a cabo todos los análisis mencionados por métodos físicos, químicos, radioquímicos, biológicos, microbiológicos, inmunológicos, citológicos, de biología molecular y genéticos tanto en materiales biológicos, como en sustancias químicas, drogas, materiales biomédicos, alimentos, alimentos dietéticos, nutrientes, tóxicos y ambientales, de origen vegetal y/o animal encargándose del aseguramiento de su calidad.
El avance de las incumbencias es dinámico y sigue ampliándose, y era casi impensado hace 25 años atrás.
También los roles del bioquímico en la gestión han ido cambiando. Antes nos imaginábamos siendo directores técnicos de un laboratorio, hoy puede integrar organismos específicos de legislación y actuar como director, asesor, consultor, auditor y perito, desempeñándose en cargos, funciones y comisiones en organismos públicos y privados, nacionales e internacionales, operando en equipos de salud pública para la planificación, ejecución, evaluación y certificación de acciones sanitarias.
Así el bioquímico puede intervenir con fuerza, interactuando con los equipos de salud en el marco de un nuevo paradigma en el ejercicio profesional, que es el modelo de la “gestión clínica”.
Según la definición del John Hopkins Hospital (USA) sobre la gestión clínica, se trata de un proceso de rediseño organizativo, cuyo objetivo es involucrar al profesional sanitario en la de toma de decisiones en la práctica clínica, orientada a obtener el máximo beneficio para el paciente, abandonando el viejo modelo bioquímico centrado en la técnica analítica, para dar lugar a uno nuevo, centrado en la atención del paciente.

-¿Qué cambios ocurrieron en la ciencia y la tecnología en este último tiempo? ¿Cómo impactó en la profesión?
En los últimos 25 años la tecnología ha influido demasiado en la bioquímica.
La industria ha logrado optimizar los instrumentos y han evolucionado a métodos de análisis de alta sensibilidad y exactitud como los que suministran información en tiempo real y eso va de la mano de un mayor desarrollo científico.
La secuenciación del genoma ha significado avances muy importantes en el terreno del conocimiento. Aunque todavía no se han logrado predecir, diagnosticar y tratar muchas enfermedades, la medicina se ha transformado como nunca gracias a este hallazgo.
Durante los últimos años se han conocido todo tipo de datos sobre el genoma humano. Los resultados que arrojan las investigaciones nos llevan a un futuro en el que cada recién nacido tendrá su propia secuencia genética, capaz de determinar sus enfermedades futuras, y por lo tanto trabajar desde un primer momento para prevenirlas. En cualquier caso, es imposible determinar las implicaciones del Proyecto Genoma Humano, habrá que esperar.
Si hablamos de anticuerpos monoclonales son una poderosa herramienta para el diagnóstico de laboratorio y un instrumento cada vez más utilizado en el tratamiento de diversas enfermedades. La tecnología actual de fabricación de estos anticuerpos permite nuevos diseños que pueden ampliar sus posibles aplicaciones en medicina.
Desde su invención han dejado de ser una curiosidad biológica para ser una forma de tratamiento y diagnóstico muy importante en diversas enfermedades.
Siempre es un orgullo recordar que por el aporte que hizo a la ciencia en el estudio de los anticuerpos monoclonales, el Dr. Cesar Milstein, recibió el premio Nobel de Medicina en 1984
En los últimos 25 años, los avances tecnológicos en la automatización de instrumentos han sido notables. Los sistemas miniaturizados o sea la reducción de los componentes electrónicos al mínimo, para ahorrar espacio en los equipos electrónicos permitieron la utilización de tecnologías más avanzadas.
Las técnicas de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), la electroforesis capilar, la PCR en tiempo real, el enzimoinmunoensayo con nano-sensores, las técnicas inmunométricas para haptenos que tienen bajo peso molecular, también nos hablan del progreso y el cambio.
En la última década hemos asistido a un rápido avance en proteómica, siendo usados los “microarrays” o “arrays” de proteínas. Mikro (del griego, pequeño) y array (del inglés, distribución ordenada). Es una colección de biomoléculas ordenadas en filas y columnas sobre un soporte sólido miniaturizado. Es una de las tecnologías más prometedoras para el estudio a gran escala de proteomas complejos.
En microbiología la tecnología se va mejorando cada año, lo que permite un avance también en esta área de la ciencia. Por lo tanto, toda evolución tecnológica es también un avance microbiológico. Podemos destacar entre otros, los adelantos en microscopía electrónica y en las técnicas moleculares.
La microbiología es muy amplia (microbiología ambiental, clínica, etc.) por lo que las perspectivas ya sea actuales o futuras dependen de cada área. Sin embargo, actualmente están relacionadas con los estudios genéticos y con el conocimiento de ADN (genoma) del microorganismo; creo que más adelante habrán técnicas más rápidas que permitan realizar este tipo de estudios. En microbiología clínica por ejemplo, se buscan genes de resistencia a los antibióticos.
Un gran cambio ha tenido el laboratorio de urgencias en estos 25 años con la llegada de los sistemas multiparamétricos que permiten dar información sobre gases en sangre, oximetría, electrolitos y metabolitos como la glucosa, el lactato y la urea/creatinina, ofreciendo un perfil del medio interno, en menos de dos minutos
Otro de los grandes cambios, es el concepto de “Gestión de Calidad” para que se coordinen adecuadamente todos los recursos del laboratorio.
Ha tomado gran impulso la mejora continua de la calidad, cuyo propósito es alcanzar la idoneidad del resultado analítico a través de una revisión continua de los procedimientos; la corrección de los problemas cuando se detectan (acciones correctivas) e incluso la prevención de dichos problemas (acciones preventivas).
La apuesta por la calidad implica una organización estructurada, con una secuencia cíclica de decisiones y acciones basadas en una Política de Calidad. Los Sistemas de Calidad se implantan utilizando normas de calidad y tienen su pilar en la documentación. También los laboratorios en la última década han logrado o están encaminados a la Certificación o a la Acreditación por organismos Internacionales o Nacionales.
No debemos olvidar la transformación ocurrida por las soluciones informáticas para Laboratorio a través de los software LIS (Laboratory Information Systems).
Surgieron en la década de los 70, pero se han perfeccionado a lo largo de los años.
La aparición de analizadores cada vez más potentes, con mayor velocidad de procesamiento de muestras y con mayor disponibilidad de pruebas propicia un aumento de la demanda de las determinaciones del laboratorio.
Es evidente que la evolución de la organización de los laboratorios obliga a los Sistemas Informáticos a sufrir esa misma evolución para cubrir las nuevas necesidades.
Los Colegas Bioquímicos tienen una “adicción” a la formación, habiéndose multiplicado en la última década con la llegada de la educación a distancia que amplía las posibilidades de participación generando oportunidades a un universo muy amplio.
Muchos Profesionales no podían capacitarse, ya sea porque residen en lugares distantes de los grandes centros urbanos, porque no disponen de tiempo para estudiar durante su jornada normal, o porque no pueden afrontar el costo o el tiempo de traslado a los centros de educación. Para todos ellos, la educación a distancia es solución, asegurando de esta manera la equidad en las oportunidades de capacitación.
La Asociación Bioquímica Argentina comenzó su programa de educación continua desde su fundación, en el año 1934 con los tradicionales cursos presenciales. Cuenta con un aula y un Laboratorio clínico de enseñanza que funcionan en su sede de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero también cabe destacar que nuestros docentes han viajado a las distintas Provincias Argentinas y a otros Países para dictar cursos, participar en Jornadas, Congresos, etc.
En el año 2010 se pone en marcha el Campus Virtual y se dictan los primeros cursos a distancia. Se incorpora la “Plataforma de Enseñanza Virtual” que exige a la Institución contar con expertos para su mantenimiento y actualización.
Año a año aumenta la participación sobre todo de alumnos del interior del país y de los países limítrofes. El portafolio de cursos es muy amplio, abarca a todas las especialidades, siendo dictados por profesionales con amplia experiencia y jerarquía docente.
Por último no quiero dejar de mencionar un logro importante para nuestra querida Profesión ocurrida cuando el Ministerio de Salud de la Nación aprueba las Especialidades de la Bioquímica Clínica por sus Resoluciones: 1186/2013 y 1341/2013.
“La bioquímica hoy es una profesión consolidada, sumamente dinámica y con grandes cambios en los últimos 25 años. Se ha insertado en la sociedad con su propio perfil y es un arma cargada de futuro”